Bienvenidos a Armonium Spa San Justo
Terapia Génica: El futuro contra el deterioro cutáneo
Lunes 04 de Noviembre de 2013 / En: Tecnología / 2 Comentarios

Terapia Génica: El futuro contra el deterioro cutáneo

Desde la forma en que metabolizamos cada nutriente hasta como respondemos a cada tipo de ejercicio o la tendencia a padecer acné en el rostro, todo está registrado en nuestros genes.

Los seres humanos somos genéticamente idénticos en un 99.9% pero hay un 0.1% restante que determina los factores que nos hacen diferentes como son el color de ojos o el tipo de sangre, los riesgos que tenemos de desarrollar una enfermedad o nuestra predisposición a manifestar signos de envejecimiento cutáneo de forma prematura.

Tras la secuenciación del genoma humano en 2003 es posible «leer» esos genes (y sus variaciones cromosómicas) para desentrañar las predeterminaciones que influyen en la pérdida de firmeza en la piel, la respuesta individual al ejercicio, nuestra velocidad metabólica, el número de calorías exacto que cada persona precisa o, incluso, la tendencia a «picotear» entre horas.

La noticia hoy es que algunos laboratorios han conseguido identificar nuevas mutaciones (o fallos) en nuestra piel y en nuestro organismo, y esta «herramienta» científica nos ayudará a «reconducir» nuestro deterioro cutáneo, la tendencia a engordar…

Cuestión de piel

Todos tenemos 2.500 genes comunes en la piel, pero también unos cuantos diferentes, implicados en el envejecimiento. Varias empresas se habían lanzado ya a detectarlos, determinando 5 o 6 mutaciones.

El avance ha llegado de la mano de un equipo de científicos españoles delParque de Investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona, liderado por el doctor José María García Antón, presidente de Prima-Derm (y autor de alrededor más de 100 artículos científicos y 30 patentes internacionales en los campos cosmético, farmacéutico y alimentario).

Su estudio ha localizado 35 variaciones genéticas, el mayor número hasta ahora. Las llaman SNPs (del inglés Single Nucleotide Polymorphism) y permiten predecir cómo será la piel en el futuro. Evalúan los genes asociados a la predisposición a desarrollar arrugas, intolerancia cutánea, manchas, incapacidad de detoxificación cutánea e incluso algunos tumores.

Para detectar la predisposición genética a líneas de expresión se analizan 6 variantes en 7 genes relacionados con las microcontracciones faciales; para la intolerancia cutánea son 2 variantes en 2 genes relacionados con la capacidad de reacción frente agentes externos que, en caso de ser desproporcionados, llevan a una intolerancia cutánea; y así sucesivamente.

Esta «lectura» se desprende de una muestra de saliva que se toma en la consulta de un especialista, y que posteriormente se procesa en un laboratorio.

A este análisis (one gen/0’1) se suma un test de estilo de vida y nutrición, «porque no hay que descuidar el componente ambiental, que puede aumentar la incidencia», cuenta el doctor García Antón. Y toda esta información se procesa mediante un complejo sistema informático y de algoritmos.

Los resultados y la información que se desprende son válidos de por vida. ¿Para qué nos sirve todo esto? Para poder compensar los (d)efectos de nuestra huella genética. ¿Cómo? Cambiando algunos hábitos que veremos que no nos convienen, y utilizando cosméticos a la medida de las necesidades de cada uno de nosotros.

En Prima-Derm, un laboratorio de cosmética molecular, llevan 25 años creando moléculas y péptidos que, entre otras cosas, inhiben la colagenasa. Para quienes no lo sepan, es la enzima que destruye el colágeno de nuestra piel. Si esta enzima «circula» por nuestro organismo, por muchas cremas que utilicemos para reponer el colágeno, estaremos tirando el dinero porque la colagenasa lo destruirá de nuevo.

«Tenemos más de 21 ingredientes activos patentados para recuperar la acción óptima de las proteínas cutáneas implicadas en el resultado del análisis -explica el doctor García Antón- y esto hace que estos cosméticos sean infinitamente más efectivos que los tratamientos convencionales».

Aunque aún no está al alcance de todos los bolsillos. El precio de los análisis, más el tratamiento cosmético para 45 días es de 800 euros. Los cosméticos de continuación alcanzan los 400 euros e incluyen exfoliante, suero, viales de activos concentrados y crema hidroprotectora.

Fuente: ABC Madrid

Comentarios

Juan 01.05.2018 - 20:40:44

Interesante nota!!!!

Leonardo 10.06.2014 - 23:12:45

Muy buen artículo!!!

Dejar un comentario

Entradas Recientes